Codex Alimentarius, nuevo examen de normas sobre la inocuidad y la calidad de los alimentos

02d1218782Marco Trade News – Entre el 6 y 11 de julio se reunió el organismo de las Naciones Unidas encargado de las normas alimentarias, la Comisión del Codex Alimentarius, en Ginebra (Suiza) con el objetivo de examinar normas sobre la inocuidad y la calidad de los alimentos.

Entre las decisiones asumidas se destaca:

Directrices para combatir el parásito Trichinella spp. en la carne de cerdo. Las leyes exigen examinar de forma intensiva los canales para asegurar que la carne no está infectada por Trichinella. La Comisión del Codex Alimentarius adoptó directrices en base al riesgo para garantizar que toda la carne de cerdo es inocua, a la vez que liberó recursos para el control alimentario en zona necesitadas. “La carne porcina de las zonas de escaso riesgo puede ser objeto de comercio sin pruebas extensivas, mientras que los canales de las zonas donde hay riesgo de contagio de Trichinella continuarán siendo examinadas a fondo”.

Nueva norma mundial sobre productos a base de ginseng. En 2009, la Comisión del Codex Alimentarius adoptó una norma regional en Asia para garantizar la calidad de los productos a base de ginseng. Ahora, aprobó su conversión a norma mundial y aplica a los productos utilizados como alimentos o ingredientes alimentarios y no se aplica a aquellos usados con fines medicinales. La norma especifica la identidad y composición esencial y los factores de calidad que los productos a base de ginseng usados como alimentos deben cumplir.

Valor de referencia para el etiquetado nutricional de potasio. La Comisión del Codex Alimentarius adoptó un valor de referencia para el potasio, es decir, el nivel de consumo para alcanzar 3500 mg de potasio por día para adultos, que se incluirá en su Directrices sobre Etiquetado Nutricional. Lo cual sigue a la adopción de valores de referencia para el sodio y las grasas saturadas.

Niveles máximos de plomo en fruta, jugos y alimentos enlatados. La Comisión del Codex Alimentarius recomienda que no se permita más de 0,1 mg de plomo por kg en determinadas frutas y hortalizas en conserva, 0,03 mg por kg en los jugos y néctares de frutas, y 0,05 mg por kg para los jugos a base de bayas y otras frutas pequeñas.

 

Alimentos de origen animal no deben encontrarse residuos de determinados medicamentos veterinarios, debido a sus efectos adversos para la salud. El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) aconsejó al Codex que no es posible establecer un nivel seguro de residuos de algunos medicamentos veterinarios en alimentos como carne, riñones o hígado. En ese sentido, la Comisión del Codex Alimentarius adoptó una recomendación para que las autoridades competentes de los países eviten estos residuos: dimetridazol, ipronidazol, metronidazol y ronidazol utilizados en el tratamiento y prevención de enfermedades bacterianas y protozoarias.

 

Recomendación sobre el uso de un medicamento veterinario para incrementar la producción láctea en las vacas lecheras. El Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) evaluó que las sustancias somatotropinas en dos ocasiones y concluyó que pueden utilizarse sin ningún riesgo. En base a estas evaluaciones la Comisión del Codex Alimentarius concluyó que cuando la somatotropina bovina se utiliza de acuerdo con las buenas prácticas, los residuos en la leche no presentan un problema y por tanto no hay necesidad de especificar un límite máximo de residuos.

 

Niveles máximos de toxinas producidas por un hongo que puede crecer en cereales, harina y alimentos a base de cereales para lactantes y niños. La Comisión del Codex Alimentarius estableció niveles máximos de presencia de deoxinivalenol en 0,2 mg por kg de alimentos a base de cereales para lactantes y niños pequeños; 1 mg por kg de harina, sémola o copos derivados del trigo, maíz o cebada; y 2 mg por kg de trigo, maíz y cebada destinadas a una ulterior elaboración.

 

Diversas normas para un uso inocuo de aditivos alimentarios. Sobre la base de las evaluaciones del Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), la Comisión del Codex Alimentarius recomienda un gran número de niveles máximos de uso de aditivos alimentarios específicos en diversos alimentos, como el pescado fresco, congelado o ahumado, el café, y la leche en polvo para lactantes, con el objetivo de proteger la salud del consumidor.

 

Límites máximos de residuos de plaguicidas en los alimentos. Sobre la base de las evaluaciones del Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), la Comisión del Codex Alimentarius adoptó límites máximos de residuos para la cantidad de un pesticida en un alimento específico o grupo de alimentos. Por ejemplo, un límite de 3 mg por kg de insecticida Fosmet en los arándanos o un límite de 0,1 mg por kg de Myclobutanil para algunas frutas.

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s