Desde China critican a la OMS y la OMPI por su política de patentes para los medicamentos

1429877645-patentesMirada Profesional – Expertos del gigante asiático aseguran que ambas entidades “ponen en riesgo la salud de los pacientes” al permitir patentes que aumentan los costos de los tratamientos. Aseguran que ambas entidades están bajo lobby de la industria farmacéutica.

El escándalo con el precio de los nuevos tratamientos contra la hepatitis C puso en discusión la forma que los organismos internacionales y los gobiernos negocian con las farmacéuticas los valores de los medicamentos. Un entramado de patentes y derechos permiten que los laboratorios obtengan ganancias extraordinarias, y que estas no terminen nunca, ya que los atajos legales les dan nuevas formas de seguir cobrando. En China, la preocupación por este escenario hace que se critique a las autoridades encargadas de regular el sector. En especial, le apuntas a las oficinas de patentes y salud, a quien acusan de “ponen en riesgo la salud de los pacientes” permitiendo este esquema.

Hu Liu es uno de los mayores expertos en temas de propiedad intelectual y fármacos de China. Esta semana, cargó contra la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el actual escenario en materia de precio de los tratamientos.

Según el portal Rebelión, Hu Lin dijo que estas entidades internacionales “ponen en riesgo la salud de los pacientes pues fomentan un sistema de patentes y de aprobación de medicamentos que provoca el aumento de precios de los nuevos fármacos”. “Estas organizaciones globales están controladas por laboratorios de los Estados Unidos y promueven un mecanismo perverso de patentamiento de medicinas esenciales para el tratamiento de enfermedades en todo el mundo, pero que en lugar de ponerlos a disposición de los gobiernos para salvar vidas, negocia precios altos para salvar a las empresas farmacéuticas que elaboran medicamentos patentados”, remarcó.

“Gilead, Pfizer, Novartis y muchas otras están patentando nuevos principios activos para medicamentos contra la hepatitis C o el cáncer imposibles de pagar para decenas de Estados en el mundo y en varios casos negocian de manera poco transparente con gobiernos que si pueden pagar”, afirmo Liun.

El caso del ébola ha sido bochornoso: no hay un medicamento en el mercado pero el gobierno de los Estados Unidos posee la patente US20120251502 A1, basada en el aislamiento y la identificación de una nueva especie de virus de ébola en humanos, el “EboBun”, que fue aislado de los pacientes que sufrieron de fiebre hemorrágica en un brote en Uganda”.

“La OMPI es un organismo que hace lobby a las oficinas de patentes de los países para que favorezcan el patentamiento de los fármacos que dos o tres años después serán aprobados por las agencias de medicamentos de estos países. Este es el segundo looby orquestado por la OMS para aprobar los medicamentos en las agencias nacionales. Más tarde los laboratorios negocian con el ministerio de salud de cada país para lograr un precio conveniente para el laboratorio multinacional”, remarcó el experto chino.

El caso de la hepatitis C es típico, continua Liun, “la OMS lanza el alerta mundial, indicando supuestas estimaciones de casos de enfermos en cada país, las ONGs de los pacientes financiadas por los mismos laboratorios comienzan los reclamos que son propagados por los medios de comunicación, días después aparece la noticia del descubrimientos de una nueva droga patentada dos o tres años antes en los Estados Unidos (y que espera ser patentado en el resto de las oficinas del mundo) y en pocas semanas aparece la aprobación sanitaria de los medicamentos por los Estados.

“Finalmente vemos como algún presidente anuncia con su ministro de salud la compra de vacunas o de un nuevo medicamentos para salvar vidas, o una sociedad entre un laboratorio extranjero y el Estado para producir en el país esas vacunas, sin embargo, el negocio ya fue hecho y el dinero lo paga el gobierno a precios muy superiores a los razonables”, sentenció el especialista chino.

“Todas estas políticas de hiperpatentamiento retrasan la aparición de medicamentos genéricos y de precios accesibles para poblaciones de menores recursos, es un pandemia pero de patentes”, concluyó.

En este marco, algunos países quieren salir de esta trampa, y buscan alternativas para negociar con los gigantes del sector. Por ejemplo, Bélgica y los Países Bajos van a negociar en forma conjunta con las compañías farmacéuticas para la compra de medicamentos para las enfermedades raras, centrándose en las condiciones que afectan a menos de 5 de cada 100 mil personas, según informa Reuters. Por lo general, cada país europeo negocia por separado con las empresas farmacéuticas, pero al unir fuerzas “noss permite negociar a un precio más bajo”, dijo el ministro de Salud belga Maggie De Block en un comunicado visto por el medio de comunicación.

Anúncios

Um pensamento sobre “Desde China critican a la OMS y la OMPI por su política de patentes para los medicamentos

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s